Cuando hablamos sobre los tres ejes del design thinking, nos referimos a tres áreas de funcionalidad de un producto o servicio sobre el que poner el foco en el momento de testar:

¿Cuales son éstos tres ejes?

 

Deseo: Cuando estamos testando un prototipo, producto o funcionalidad una de las tres elementos que debemos observar es cómo es de deseable desde el punto de vista humano, ¿cómo es la experiencia de usuario? ¿cómo se siente el usuario cuando se interrelaciona con el el producto? , Observar como de deseable es nuestro prototipo o producto no es fácil, debemos estar atentos y con los ojos muy atentos para observar, preguntar y apuntar. Preguntemos mucho, preguntemos «como», y sobre todo «porque» le gusta o no el producto, que partes disfruta y cuales cambiaría. Anotemos todo lo que podamos en las cuatro áreas del feedback: Qué te gusta, que no entiendes, que cambiarias y que ideas nuevas te surgen.

Funcionalidad: Ésta característica es una de las más sencillas de testar, sólo debemos observar si el producto funciona o no funciona en manos del usuario tal y cómo nosotros esperamos. Debemos estar atentos en este área a todos los usos «no esperados» que´ podemos encontrar y que nos pueden abrir las puertas a nuevas ideas o necesidades subyacentes.

Viable: ¿Es un producto viable económicamente o tecnológicamente? Un producto o funcionalidad puede ser funcional y atractiva, pero debemos ser realistas y testar también internamente si nuestra organización es capaz de ponerla al servicio del usuario.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: